¿Ser donador?

La donación de órganos y tejidos se define como el acto de dar algo de si mismo a otro sujeto que lo requiere, durante este proceso se encuentran involucrado un sin fin de aspectos médicos, sociales, psicológicos, éticos y legales, entre otros.

Si te has preguntado que tienes que hacer para expresar tu deseo de donar tus órganos cuando ya no los necesites es conveniente que revises la siguiente información.

La ley en México establece que todos los ciudadanos mexicanos somos donadores de órganos. Para usar el término legal diremos que en México el tipo de donación que existe es el de donador tácito. Sin embargo, nuestra ley no es de aplicación forzosa ya que esta reconoce también el derecho a no ser donador de órganos. Digamos que el camino está abierto para tomar cualquiera de las dos decisiones. Ahora bien, si tú decides ser donador deberás informarlo a tu familia o a tus seres queridos. Esto es muy importante, ya que lo más lógico será que el día que uno pierda la vida se encuentre rodeado precisamente de sus seres queridos. El hecho de que tu familia esté enterada de tu decisión facilitará enormemente el que ellos otorguen su consentimiento para proceder a hacer realidad su decisión. La ley le otorga este derecho a la familia. En otras palabras, recae en la familia otorgar la autorización final para proceder a la toma de los órganos. Si tu familia esté enterada, lo más probable es que ellos faciliten el proceso. Finalmente, es lo que tú estas buscando ayudar a alguien más con lo que ya no nos sirve.

Cuando la familia no está enterada de lo que pensaba la persona que ha fallecido sobre la donación de órganos, será difícil para ellos tomar una decisión. De hecho lo más probable es que se opongan a dicho proceso. Si te colocas en el lugar de la familia por un momento, comprenderás lo difícil que es asumir una decisión de este tipo en ausencia y sobre todo en el cuerpo de otra persona. Es por ello que te invitamos a compartir con tu familia los datos que se presentan en esta página. Habrá quien diga que no está de acuerdo, y es muy respetable. De hecho existe un mecanismo mediante el cual aquel que decida no ser donador lo puede expresar por escrito.

Abordar el tema de la donación de órganos con la familia no es sencillo. Por lo general, a nadie le gusta hablar sobre la muerte, es por ello que el Centro Nacional de Trasplantes ha creado una credencial de donador. Esta credencial que puedes obtener en la página web del centro nacional de transplantes, requiere la firma del solicitante pero además se necesita la firma de dos testigos. Es aquí en donde la familia toma parte y se puede plantear de una manera amable la decisión que has tomado. Es normal que una familia se inquiete cuando se le comunica una decisión de este tipo, pero con información y paciencia se puede tranquilizar y hacer ver la nobleza y conveniencia de la misma.

Una vez que tengas tu tarjeta de donación puedes guardarla junto con tus papeles más importantes; no es necesario que la lleves en tu cartera o en la bolsa. Recuerda que es más importante lo que tu familia sabe que un papel, que al igual que muchas otras credenciales y tarjetas que recolecta uno en su vida, se extravía o destruyen por el paso del tiempo. En otras palabras, la comunicación es en este caso fundamental: la familia otorgará su consentimiento cuando el personal médico responsable de estos procesos solicite la donación de órganos, siempre y cuando esté consciente de lo que su ser querido pensaba o deseaba sobre este tema.

Finalmente, debes saber que la ley protege a los menores de edad y sólo aquellos mayores de 18 años pueden ser donadores de órganos.

Fuente: http://www.cenatra.salud.gob.mx/interior/donacion_como_puedo_ser_donador.html

 Banda, hay ocasiones en que la situación no permite donar los órganos aunque estemos inscritos, hace un tiempo,  escuché a una madre dolida que pedía que se donaran los órganos de su hijo, ya que si había de aceptar su muerte, esperaba que al menos una vida se salvara. Desgraciadamente el tipo de muerte no lo permitió. Tiempo después, la señora y su esposo se convirtieron en donadores, ya que se dieron cuenta lo que representa morir y de lo bueno que sería que con su muerte alguien mas tuviera una oportunidad de vivir unos años extra.

 Piénsenlo, esto no me beneficia a mi en estos momentos, a lo mejor a ninguno de ustedes, pero si puede beneficiar a un hermano, a un primo, a un desconocido, esto si es una actitud altruista, con esto si, pueden ayudar a quien mas lo necesita.

 logo_cenatra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s